Las mentiras de “El Universo.com” en el Ecuador acerca de Donald Trump sobre política migratoria y Barack Obama

Spread the love
127

ElUniverso.com en en Ecuador Miente !

“ElUniverso.com from Guayaquil, Ecuador pubishes lies.

Esta es la realidad acerca de la politica migratoria del Presidente Trump:

Algunos migrantes económicos están utilizando a los niños como engaños, pero el problema es solucionable, si el Congreso actúa.

El último furor sobre la política de inmigración de Trump implica la separación de los niños de los padres en la frontera.

Como de costumbre, la indignación oculta más de lo que ilumina, por lo que vale la pena repasar lo que está sucediendo aquí.

Durante mucho tiempo, la inmigración ilegal fue impulsada por hombres solteros de México. Durante la última década, el flujo se ha desplazado hacia las mujeres, los niños y las unidades familiares de América Central. Esto plantea desafíos que no hemos enfrentado antes y ha hecho que lo que antes eran arrugas relativamente menores en la ley, es muy grande.

La administración de Trump no está cambiando las reglas relacionadas con separar a un adulto del niño. Esos siguen siendo los mismos. La separación se produce solo si los funcionarios descubren que el adulto reclama falsamente ser el padre del niño, o si es una amenaza para el niño, o si es puesto en un proceso penal.

Es lo último que está operativo aquí. La práctica anterior había sido dar un pase gratuito a un adulto que forma parte de una unidad familiar. La nueva política de Trump es procesar a todos los adultos. La idea es enviar una señal de que tomamos en serio nuestras leyes y crear un elemento disuasivo contra el reingreso. (La entrada ilegal es un delito menor, el reingreso ilegal es un delito grave).

Cuando un migrante es procesado por una entrada ilegal, es arrestado por los Alguaciles de los Estados Unidos. En ningún caso, en ningún lugar de los EE. UU., Los alguaciles cuidan de los hijos de las personas que detienen. El niño es puesto bajo la custodia de HHS, quien los cuida en refugios temporales.

Los procesos penales son excepcionalmente cortos, asumiendo que no hay un factor agravante, como una entidad ilegal anterior u otro delito. Los migrantes generalmente se declaran culpables y luego son sentenciados a tiempo cumplido, generalmente todos en el mismo día, aunque las prácticas varían a lo largo de la frontera. Después de esto, son devueltos a la custodia de ICE.

Si el adulto luego quiere irse a su casa, de acuerdo con la orden de expulsión expedita que se emite como una cuestión de rutina, es relativamente simple. El adulto debe reunirse rápidamente con su hijo, y la familia regresó a casa como una unidad. En este escenario, solo hay una separación muy breve.

Donde el problema es mucho más importante es si el adulto presenta una solicitud de asilo. En ese escenario, es casi seguro que los adultos serán detenidos por más tiempo del que el gobierno puede mantener a sus hijos.

Esto se debe a algo llamado Decreto de Consentimiento de Flores de 1997. Dice que los niños no acompañados pueden permanecer solo por 20 días. Una decisión del Noveno Circuito extendió este límite de 20 días a los niños que vienen como parte de unidades familiares. Entonces, incluso si queremos mantener unida a una unidad familiar, tenemos prohibido hacerlo.

El tiempo que marca el tiempo que el gobierno puede detener a un niño casi siempre se agotará antes de que se resuelva una solicitud de asilo. Al migrante se le permite diez días para buscar un abogado, y puede haber continuos u otras complicaciones.

Esto crea la opción de liberar a los adultos y los niños juntos en el país hasta que finalice la declaración de asilo, o retener a los adultos y liberar a los niños. Si el adulto es retenido, HHS coloca al niño con una parte responsable en los Estados Unidos, idealmente un pariente (es probable que los migrantes tengan familiares y amigos aquí).

Incluso si Flores no existiera, el gobierno estaría muy limitado en la cantidad de unidades familiares que puede acomodar. ICE tiene solo unos 3.000 espacios familiares en refugios. También está limitado en su espacio total en la frontera, que se ve abrumado por la afluencia en curso. Esto significa que, independientemente de lo que la administración de Trump preferiría hacer, muchos adultos aún son liberados rápidamente.

Vea el resto de la verdad acerca de esta noticia aqui: https://www.nationalreview.com/2018/05/illegal-immigration-enforcement-separating-kids-at-border/

English Version

Some economic migrants are using children as chits, but the problem is fixable — if Congress acts.

The latest furor over Trump immigration policy involves the separation of children from parents at the border.

As usual, the outrage obscures more than it illuminates, so it’s worth walking through what’s happening here.

For the longest time, illegal immigration was driven by single males from Mexico. Over the last decade, the flow has shifted to women, children, and family units from Central America. This poses challenges we haven’t confronted before and has made what once were relatively minor wrinkles in the law loom very large.

The Trump administration isn’t changing the rules that pertain to separating an adult from the child. Those remain the same. Separation happens only if officials find that the adult is falsely claiming to be the child’s parent, or is a threat to the child, or is put into criminal proceedings.

It’s the last that is operative here. The past practice had been to give a free pass to an adult who is part of a family unit. The new Trump policy is to prosecute all adults. The idea is to send a signal that we are serious about our laws and to create a deterrent against re-entry. (Illegal entry is a misdemeanor, illegal re-entry a felony.)

When a migrant is prosecuted for illegal entry, he or she is taken into custody by the U.S. Marshals. In no circumstance anywhere in the U.S. do the marshals care for the children of people they take into custody. The child is taken into the custody of HHS, who cares for them at temporary shelters.

The criminal proceedings are exceptionally short, assuming there is no aggravating factor such as a prior illegal entity or another crime. The migrants generally plead guilty, and they are then sentenced to time served, typically all in the same day, although practices vary along the border. After this, they are returned to the custody of ICE.

If the adult then wants to go home, in keeping with the expedited order of removal that is issued as a matter of course, it’s relatively simple. The adult should be reunited quickly with his or her child, and the family returned home as a unit. In this scenario, there’s only a very brief separation.

Where it becomes much more of an issue is if the adult files an asylum claim. In that scenario, the adults are almost certainly going to be detained longer than the government is allowed to hold their children.

That’s because of something called the Flores Consent Decree from 1997. It says that unaccompanied children can be held only 20 days. A ruling by the Ninth Circuit extended this 20-day limit to children who come as part of family units. So even if we want to hold a family unit together, we are forbidden from doing so.

The clock ticking on the time the government can hold a child will almost always run out before an asylum claim is settled. The migrant is allowed ten days to seek an attorney, and there may be continuances or other complications.

This creates the choice of either releasing the adults and children together into the country pending the ajudication of the asylum claim, or holding the adults and releasing the children. If the adult is held, HHS places the child with a responsible party in the U.S., ideally a relative (migrants are likely to have family and friends here).

Referencias

https://www.eluniverso.com/noticias/2019/04/09/nota/7277579/mentiras-donald-trump-sobre-politica-migratoria-barack-obama

https://www.nationalreview.com/2018/05/illegal-immigration-enforcement-separating-kids-at-border/