“Decir que un grupo de abogados y partidarios acérrimos de Rafael Correa es una Misión de Observadores Internacionales para asistir al juicio que se le sigue al ex presidente ecuatoriano por el secuestro de Fernando Balda, es parecido a afirmar que unos talibanes rabiosos pueden ser veedores imparciales de un juicio a un terrorista de Al Qaeda.”

Spread the love
26

Lea el resto del Artículo Por Martín Pallares Aquí